domingo, 15 de enero de 2012

¿Verdad o mito? Usar audífonos a alto volumen puede dejarte sordo

¡Mijo! Bájele el volumen a ese aparato que se va a quedar sordo -¿Que qué?- ¡Que le baje el volumen a esa vaina! -Ahhhhh, sí claro- (*Baja el volumen un poco y al cambiar de canción a esa que siempre nos ha gustado ¡Vuelve el volumen a tope!*).


Es una situación que seguramente nos es muy familiar ¿Cierto? Los regaños de mamá por el volumen del equipo de sonido e incluso por el de los audífonos: Con la proliferación de dispositivos móviles con capacidades multimedia (Radio, MP3 y más recientemente los teléfonos móviles) es absolutamente normal ver gente "Conectada" a sus aparatos horas enteras y hay que admitir que a veces es impresionante notar que podemos escuchar clarito lo que otro va oyendo en el bus gracias al alto volumen que llevan.

Y seguramente no es la primera vez que nos dicen que puede dejarnos sordos... Pero uno siempre lo ve como un regaño más de mamá y al final se deja seducir más por la potencia y la fidelidad de los vatios de salida. ¿Quién no? Pero ¿Qué hay de cierto en que pueda afectar nuestra salud?

Para comenzar debemos entender los límites de nuestra capacidad de escucha. El sistema auditivo humano en términos simples es "Una extensión" del sistema nervioso -Dicho en términos binarios- Es un complejo sistema que convierte señales análogas en señales "Digitales" nerviosas. Por tanto es muy delicado y en realidad es propenso a sufrir daños por exceso de ruido. Basta con ver una pequeña tabla de umbrales del sonido[1]:

  FUENTES DE SONIDO
DECIBELES
  Umbral de audición 0
  Susurro, respiración normal, pisadas suaves 10
  Rumor de las hojas en el campo al aire libre 20
  Murmullo, oleaje suave en la costa 30
  Biblioteca, habitación en silencio 40
  Tráfico ligero, conversación normal 50
  Oficina grande en horario de trabajo 60
  Conversación en voz muy alta, gritería, tráfico
  intenso de ciudad
70
  Timbre, camión pesado moviéndose 80
  Aspiradora funcionando, maquinaria de una fábrica
  trabajando
90
  Banda de música rock 100
  Claxon de un coche, explosión de petardos o
  cohetes empleados en pirotecnia
110
  Umbral del dolor 120
  Martillo neumático (de aire) 130
  Avión de reacción durante el despegue 150
  Motor de un cohete espacial durante el despegue 180

También podemos dar un vistazo a los ambientes que nos rodean usualmente:

  Entorno
Ambiente Decibeles (dB)
  Estudios de radio, televisión y
  grabación de sonido
Silencioso 0 a 20
  Áreas residenciales de noche,
  hospitales y conversaciones a 
  no más de 1 m de distancia
Poco ruidoso 40 a 80
  Tráfico intenso en la calle Muy ruidoso 80 a 100
  Despegue de un avión de
  reacción o una nave espacial a
  1 m de distancia
Insoportable 120 a 180

¿Cuál es la idea de conocer estos valores? La idea es simple: Fíjate que a diario estamos expuestos a ruidos potencialmente dañinos y que no se necesita mucho en realidad para que nuestros oidos resulten afectados.

¿Cuál es el problema de los audífonos?
El primer gran problema de los audífonos es desafortunadamente lo que los hace personales: Que vayan directamente sobre nuestras orejas (No importa si son de balaca o de insertar en los oidos). Cuando esto sucede, la energía entra sin obstáculos, ni nada que "Amortigue" el sonido retumbando fuertemente sobre sistemas delicados.

El segundo gran problema es la falta de conciencia. Mira un ejemplo: Fíjate que el tráfico denso en la calle ya da de 80 a 100 dBs ¿Y qué hace la gente cuando va escuchando música con su iPod y el ruido exterior no lo deja escuchar? ¡Sube el volumen! Eliminando el sonido exterior y sobrepasando peligrosamente los umbrales.

Un poco de mi experiencia
No me considero melómano, pero como ingeniero cuando trabajo solo tengo tres mundos: El computador, los audífonos y una buena Coca-Cola. En principio, era consciente del volumen pero con el pasar de las horas siempre terminaba subiéndo el volumen hasta que en realidad finalizaba la jornada cansado de los audífonos... Pero lo consideraba solo eso fatiga.

Un buen día, escuchaba música relativamente alto y un oido realmente me molestó: Sentía como entre dolor y molestia. Me quité los audífonos y no se volvió a hablar del tema. Por la noche, sin embargo, noté un zumbido en los oidos muy muy agudo... No muy molesto pero tiene ratos en que de verdad se nota demasiado tirando a jarto. Consulté a mi médico y los zumbidos médicamente son llamados Acúfenos o Tinnitus. Todos en la vida alguna vez los hemos experimentado al salir de un concierto o una discoteca y más que una enfermedad son un sintoma. Estos sonidos deberían desaparecer en términos de unas 16 horas (Tratando de no exponerse mucho a ruidos fuertes nuevamente) el problema en mi caso es que luego de varias semanas no se han quitado.

Basta con dar una consulta en Internet para leer un poco acerca de lo molesto que son estos síntomas pero la verdad yo no quise citarles "Cuentos" salidos de Internet. Hablé directamente con especialistas y audiólogos de mi EPS (Entidad Promotora de Salud) acerca de la situación.

En primera instancia, los zumbidos o acúfenos no son normales en pacientes jóvenes por lo que su causa más común es precisamente la sobre exposición a ruidos fuertes ¡Ajá ahí tienen los audífonos! (Aclaro: También puede ser causado por una infección o exceso de cera pero esto debe ser revisado por tu médico de cabecera). En segunda instancia no hay medicamentos efectivos contra estos síntomas por lo que tratarlo puede ser un gran reto para el otorrinolaringólogo (Especialista) que lo trate... Y finalmente cuando hay pérdida de la audición (Se diagnostica a través de una audiometría) esta es irreversible por lo que únicamente el tratamiento consiste en evitar que el oido sufra un mayor daño.

A todos los médicos les pregunté si la causa podía ser el uso prolongado de los audífonos y todos respondieron sin dudar que era lo más probable. Algo que me sorprendió (Tarde para mí) es que absolutamente ninguno de los especialistas que consulté recomienda usar audífonos de ninguna clase.

Ojalá fuera quedarse sordo

A través de mi experiencia ¡Que lejos de ser traumática y realmente grave gracias a Dios -Todavía-! Me doy cuenta que ojalá fuera el solo hecho de quedar sordo (Quiero decir siendo el peor caso). Síntomas como los zumbidos (Acúfenos) pueden llegar a afectar tanto la vida de una persona que puede llegar a impedirle concentrarse en sus labores, conciliar el sueño y llegar a desesperarlo de tal forma que incluso considere el suicidio como una salida.

Además, los oidos se tornan sensibles, cualquier sonido por leve que sea puede hacer que retumbe tu cabeza brutalmente y te haga querer morir dos veces... En medio de todo las mamás no solo tenían razón con quedar sordos... Con esto podía ser peor.

La mejor defensa: La conciencia.
A pesar que los daños al oido son más que comprobados por el uso irresponsable de los audífonos aún no hay medidas oficiales que obliguen a los fabricantes a regular ni el tiempo ni el volumen al que un usuario de, por ejemplo, un iPod, pueda estar expuesto.

De hecho, las generaciones que vienen no tienen muy buenos pronósticos en cuanto a salud auditiva se refiere dado la contaminación y facilidad de acceso a esta clase de tecnologías. Cada vez se ven más y más pacientes jóvenes que requerirán de micrófonos para escuchar adecuadamente y de atención médica constante.

Algunas recomendaciones para que la música nunca se apague
Así lo entendí yo: No quiero que nunca en mi vida la música se apague, por eso es mejor cuidarse desde ahora y aunque ninguno de los especialistas que consulté aprueba usar audífonos, encontré algunas recomendaciones para cuidar tu salud en esas tardes de tedio laboral:

  1. Nivela el volumen de tus canciones. Esto lo puedes hacer con casi cualquier buen reproductor de música y la idea con esto es que no tengas que reajustar el volumen entre pista y pista.
  2. Ajusta el volumen máximo a un 60%. ¿Cómo sabes si el volumen es el adecuado? Simple, aún con los audífonos puestos y una canción sonando debes poder entablar una conversación normal con otra persona. (En su defecto, escuchar a los demás sin problemas).
  3. Limita el tiempo que usas los audífonos. Con el volumen ajustado al 60% los expertos recomiendan una exposición límite de dos horas al día. Entre menos volumen más tiempo podrás escuchar. Si por el contrario subes mucho el volumen limita agresivamente el tiempo. En conjunto con el punto anterior, llaman a esta regla 60x2.
  4. Una vez ajustado el volumen ¡No lo subas! Si sales a exteriores y no escuchas nada por el ruido de la calle es prefible apagar y no escuchar nada antes que arruinar tus oidos de por vida -Créeme-. Y además en ciudades como Bogotá también al guardar los audífonos te expones menos a que te roben ;) (¡Ja! Les dejé un plus ;D)
  5. Lee la documentación de tu reproductor musical. Algunos reproductores así como el software de reproducción en el computador cuentan con funciones específicas que limitan el volumen, algo así como un modo "Audífonos" que protegen el oido del usuario.

Personalmente, dejé los audífonos a un lado... Seguramente no definitiva y tajantemente pero sí mientras esté en tratamiento médico... Lo único que sé es que no hay que esperar que sea demasiado tarde para tomar conciencia sobre nuestro cuerpo y aplica no solo a los oidos.

Así que más que desmentir o ratificar el mito ¡Quería llamar la atención del lector sobre este tema! Y que tú no pases lo que muchas personas les ha tocado sufrir teniendo la solución en el botón "Menos (-)" del volumen. ¿Verdad o mito? Usar audífonos a alto volumen puede dejarte sordo. ¡Por mis oidos que es verdad!

--
[1] INTENSIDAD EN DECIBELES (dB) DE DIFERENTES FUENTES DE SONIDOS COMUNES
http://www.asifunciona.com/tablas/intensidad_sonidos/intensidad_sonidos.htm

4 comentarios:

  1. Los blackberry tienen un limite de salida del 60%, osea de alli no suben, el limite se puede desactivar pero yo no necesitado hacerlo.
    Los audifonos de Balaca minimizan bastante el problema me dijo un medico especialista, porque gran parte del sonido se pierde en el ambiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola @LizNevada:

      Gracias por el dato de los Blackberry, sinceramente no sabía que tenían esa función y sería bueno que nos compartieras un "Pantallazo". Seguramente sea de utilidad para otros usuarios.

      En cuanto a los audífonos de balaca, sí y no. Cuando se pierde el sonido en el ambiente la reacción natural es subir el volumen causando nuevamente problemas mencionados. Incluso, un experto en sonido me recomendó -Al contrario- audífonos de balaca (Semiprofesionales) pero que cubren toda la oreja, aislando el sonido exterior y por tanto logrando que el usuario no tenga que subir el volumen.

      De todas formas con el uso prolongado y nuestros descuidos al subir volumen en nuestras canciones favoritas es mejor no exponernos y tener en cuenta las recomendaciones.

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Un mea culpa, siempre escucho a máximo volumen con mis audífonos, si bien antes tenia unos MOTOROKR S305 que cubrían todo el oído, ahora cambie a unos Motorola S10-HD, que van dentro de la oreja, sinceramente no considero que están muy fuertes, porque sigo escuchando el exterior, ahora quizás vendrán unos que cubran todo el oído y aíslen el ruido exterior, pero es bastante difícil encontrar de esos tipos en BlueTooth

    ResponderEliminar
  3. eeeeeeem claro qu si campeon.... claro que si

    ResponderEliminar