martes, 4 de junio de 2013

Los futuros ingenieros y la mediocretización de la educación

Dentro de todas las modas en las tecnologías de la información, hay una que no pasa desapercibida en la academia y por supuesto tampoco en el mundo laboral y es lo que yo llamo "La mediocretización de la educación". De antemano no quiero entrar en discusiones políticas, a saber si al gobierno le conviene o no una pobre educación o de si las tendencias de izquierda o derecha o son más apropiadas o no para la educación dado que no son pertinentes a las ideas expuestas en este post.




Lo que sí es cierto y de hecho siempre lo ha sido es que la educación de una u otra forma es un negocio, pues como toda actividad en este mundo requiere de recursos, márgenes de utilidad e inversión para lograr subsistir y ofrecer un valor agregado -Nada que hacer-. Pero ¿Qué es lo que está pasando con la educación? Básicamente, hay dos mentalidades erróneas que están destrozando el sentido de una formación profesional, veamos.

Pague uno, lleve dos


Como cualquier oferta comercial de un vendedor ambulante, la gente (Oigase bien, la gente) se dejó llevar por el "Pague uno, lleve dos". ¿A quién carajos se le ocurrió que tener dos títulos profesionales lo hace más competente? Con todo respeto, pienso que es un total atropello a la sociedad, pues soy de los que cree que una persona debe ser buena en una cosa y ejercer su profesión con destreza y pasión. Cuando se monta el segundo título, deja de ser un profesional para ser poco más que un rebusque: ¿O es que le van a pagar el doble por dos títulos? ¡De ninguna manera! O le pagan por X o por Y pero jamás por las dos cosas.

Las Universidades hacen lo que saben hacer: Repartir cartones (Con la debida salvedad a los verdaderos rectores de la academia que en realidad forman profesionales) pero es la gente la que no se puede dejar pintar "Pajaritos en el aire" que el mundo laboral le destrozará en cuestión de un par de meses.

Si algo le falta a este país es personas realmente capacitadas e idóneas para trabajos particulares y ciertamente dos títulos no le hacen más competitivo: Se podrá saber mucho pero a la hora de la verdad no se sabe nada.

Ya todo está hecho


Otro serio problema es que a la mayoría de los ingenieros (De sistemas) no les gusta programar y lo que es peor, incluso algunas universidades han quitado la intensidad a esta área así como a otros importantes fundamentos de ingeniería. Pero todo eso viene acompañado de un bonito discurso: "Tranquilo, ya todo está hecho". Esa mentalidad es la que sugiere que Google está trabajando en solucionar todos tus problemas, Microsoft está trabajando en asistentes más asistontos para que no te esfuerces tanto pensando y Apple está trabajando en dispositivos más inteligentes para que tú no te tomes la molestia de esforzarte en ser inteligente.

Todos los ingenieros hoy en día quieren es ser gerentes: De reunión, en reunión, de PPT en PPT y de HangOut en HangOut. ¿Alguna vez se han preguntando por qué carajos Colombia es un país del tercer mundo? Precisamente por eso, por esperar a que "El primer mundo" solucione nuestros problemas.

Programar es una de esas habilidades básicas que todo informático debe saber y no entiendo cómo alguien que no sabe programar se hace llamar informático. Cuidado, yo no estoy queriendo decir que todo el mundo deba ser la siguiente reencarnación de Dijkstra, pero son habilidades que se deben aprender por simple "Cultura general".

Frente a los grandes imperios de la informática, los avances de la computación en la nube y la adopción creciente de dispositivos móviles pareciera que no hay espacio para los nuevos emprendedores y las soluciones personalizadas... Nada más errado, siempre tendremos nuevos retos, nuevos proyectos y nuevas soluciones que podrían funcionar incluso mejor que la de "Los gigantes" pero ¡Faltan genios del código!

Al final, es fácil culpar al gobierno, al sistema o a la Universidad por la calidad de sus programas y las competencias adquiridas, pero si de algo me he dado cuenta es que la calidad de la educación la hace uno mismo: Con la convicción de llegar más allá, de estudiar con dedicación y empeño por lograr los mejores resultados, por comprender que uno no estudia para pasar una materia o obtener un cartón sino para servir a la sociedad durante una vida completa, por retarse así mismo y lograr siempre ser mejor. 

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. De Colombia para ser exactos. Aunque probablemente sea aplicable a otras naciones.

      Eliminar
  2. Diego, excelentísimo post. Ud. piensa muy similar a mi con respecto al tema y al decaimiento que sufrimos en nuestra carrera. Incluso, yo hablo mucho al respecto en mi perfil de Facebook.

    Es preocupante como la gente ya no quiere entrar a nuestra profesión (y a muchas otras profesiones de ciencia y tecnología), porque no quieren pensar, y los que entran, no quieren programar, por el mismo motivo: no quieren pensar.

    Al respecto del tema de programación, le recomiendo code.org. Es una organización cuyo objetivo es invitar a la gente a programar, así no sea estudiante de una carrera asociada a tecnologías de la información. Si desde los mismos países y empresas que lideran el mundo del software lanzan la alarma de la falta de programadores, qué podemos esperar del camino que nos espera en nuestro país si le hacemos el quite a la programación y el desarrollo de software?

    Cordial Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorge por tu comentario y por la página que compartes, no conocía code.org y parece muy interesante. Un saludo!

      Eliminar