martes, 26 de julio de 2011

Reflexión: La vida va más allá de ceros y unos

En días pasados tuve un poco de tiempo libre (forzadamente pero libre al fin y al cabo) lo que me permitió reflexionar acerca de varios aspectos que rodean mi obtusa vida por llamarlo de alguna forma. A nadie le importa supuse desde el comienzo pero decidí plasmar aquí varias de esas ideas pues quizás a alguien podría ayudarle mi forma de ver el mundo.

Entre las varias cosas que meditaba para mí mismo, por un momento me devolví como a las épocas de colegio en donde uno se preguntaba ¿Qué querría hacer de su vida? - Aunque ciertamente la pregunta no era menos complicada parecía más simple la respuesta: ¿Querría ser doctor? ¿Bombero? ¿O tal vez Policía? Camino que incliné hacia la ingeniería siguiendo la teoría de Dilbert, en la que sostiene que soy de los "afortunados" que tiene El Don[1]

Sin embargo, ese querría ser del colegio se limitaba de cierta manera al "Qué hacer", al mero oficio por decirlo de alguna forma pero hoy me encontré con una pregunta mucho más compleja de responder y es el "Cómo hacer". Cuando me refiero al cómo por supuesto que no hablo de los pasos para montar un servidor LAMP o preparar el diseño de una página Web sino me refiero al cómo hacer que ése noble oficio que hayas escogido sea realmente un elemento de satisfacción personal.

Antes que el desprevenido lector piense que éste post apunta a discurso de superación personal diré que en la vida, aún siendo profesional (Teniendo un camino planeado) es fácil perder el rumbo... Resulta sencillo que la cotidianidad y los afanes de a diario nublen el horizonte de tu vida y cuando miras en retrospectiva tu vivir se limita a un diario subsistir por conseguir dinero y pagar tus deudas.

¿Acaso ese el verdadero valor de la vida está en trabajar arduamente un año para llegar a los anhelados quinces días de vacaciones? ¿Acaso el verdadero valor de la vida está en trabajar para contar cuánto falta para que sea viernes y esperar el próximo festivo? ¿Acaso el verdadero valor de la vida está en sacrificarse para que las acciones de tu empresa suban y tus jefes viajen por el mundo mientras tú programas?

Aclaro que no tengo nada contra el trabajo, de hecho este dignifica y en países como Colombia donde es realmente complicado conseguir un buen empleo es como una especie de bendición por más explotación y sacrificio que éste requiera.

A lo que voy es... ¿Cómo imaginabas tu vida realmente? ¿Lo estás logrando? ¿Cómo persigues tu felicidad propia? ¿Cómo ayudas a la felicidad de los demás?...

El trabajo, más que una cuestión de subsistencia debería ser un camino para lograr tu realización personal. Es un medio, para que a través de la entrega diaria puedas cumplir tus objetivos como persona... ¿Faltaba recordarlo? Pues sí, mucha gente olvida ese pequeño detalle y terminan entregando lo mejor de su vida a una empresa que recompensará años de trabajo con una linda carta de despido.

Y es ahí donde llegué a la gran conclusión de mi reflexión. En mi caso: La vida va más allá de unos y ceros, de programar y programar, de compilar y desplegar, ahora con Twitter de trinar y trinar... de contar días para el próximo festivo y esperar las anheladas vacaciones para otra vez volver a empezar. La vida no puede ser tan superficial.

Para terminar, yo siempre he querido ser independiente, pero por muchas circunstancias personales, deudas y a veces pienso que también profesionales (Me considero lento -acá negadito- para algunas cosas) no me he arriesgado a hacerlo y prefiero mantener un ingreso estable mientras defino lo que llamamos futuro pero que se construye desde hoy mismo en algo más complejo denominado el presente.

Vencer el miedo es precisamente uno de los primeros y más difíciles obstáculos de sobrepasar pero estoy seguro que la recompensa, ese mismo sentimiento de una vida bien vivida valdrá la pena.

La invitación pues, es a disfrutar mucho más esta vida, a alejarse un poco del computador, del estrés del trabajo, de los afanes del día para compartir más con quienes te rodean, con tu familia, para compartir más contigo mismo y por supuesto para ser felices.

--
[1] Dilbert: El Don


6 comentarios:

  1. Diego, lo felicito por tan excelente post.

    A veces las circunstancias de la vida nos lleva a estar pegados a un PC, buscando en cada línea de código la opción de lograr cumplir nuestras metas y objetivos, o en otros casos, las oportunidades de sobrevivir y solventar alguna complicada situación. Igual dimos con una profesión que considero no es desagradecida con quien le mete el hombro a diario y se mantiene activo, produciendo y aprendiendo constantemente, lo cual nos da un aliento a los informáticos, que siempre y cuando estemos comprometidos con nuestro oficio, saldrán oportunidades para salir adelante.

    Si su sueño es ser independiente, no se salga de ese camino y haga todo lo que esté a su alcance para lograr dicho objetivo. Ud. tiene la ventaja de ser jóven y tener su título profesional, lo que le resulta en tiempo para aprender, definir un plan, de pronto equivocarse, aprender de los errores, volver a levantarse, obtener logros y felicidades, y continuar caminando por el sendero hacia su meta personal.

    Espero que la reflexión que a compartido con quienes somos seguidores frecuentes de su blog, le dé los ánimos y las fuerzas para emprender los cambios que Ud. considere necesarios realizar y buscar firmemente alcanzar sus sueños y metas.

    Gracias por compartir con nosotros sus pensamientos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexión, producto de tener la suficiente inteligencia de detenerse por un momento y mirarse "desde afuera", y así poder evaluar lo que es realmente valioso y reconsiderar algunas actitudes que tenemos frente a la vida.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Excelente post, y no sabes lo que me alegra que llegues a preguntarte eso. Recuerdo cuando me pasó lo mismo; claro, yo ya había "tocado fondo" (no se si esto te esté pasando a ti, todos llegamos a ese punto de diferentes maneras) y decidí que no podía seguir entregándole mi vida y especialmente MI SALUD a una empresa que lo máximo que me dió fue una carta de felicitación por mi gestión con copia a la hoja de vida.

    Me di cuenta que estaba cada vez más alejándome de mi centro, que era el ser independiente, y solo puedo decirte que para lograrlo se necesita no solo apoyo moral de las personas más cercanas a ti, sino también monetario. Gracias a Dios yo lo tuve, pero como se que la mayoría no lo puede obtener tan fácilmente, lo mejor es hacerse de un buen plan de acción para primero, tener más tiempo libre, y segundo, en ese tiempo libre comenzar un proyecto que a futuro te permita la libertad financiera que todos queremos (cosa que no siempre es un jardín de flores silvestres).

    Solo me queda decirte que el dinero no es NADA en esta vida, comparado con la tranquilidad y la libertad que te genera el ser independiente.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Ufff
    en lo personal, odio mi trabajo, estoy en una empresa chica, hago soporte y eso que estudie admin en redes, si bien no tengo mucha experiencia en lo laboral considero q se bastante y me siento menospreciado completamente, ademas lo peor es que nisiquiera estoy en una empresa fija, esta empresa donde trabajo presta servicios informaticos asi que soy parche de muchas empresas, he pasado por una variedad muy grande, ahora mismo estoy en L'oréal.

    Ahora de que cada cierto tiempo me siento mal, si, pero no he dudado en mi vocacion, ademas he aprendido que tengo que seguir estudiando, perfeccionarme mas y especializarme en algo para no ser el parche de turno.

    Esto genera que mi vida mas alla de los 0 y 1 no sea para nada como la imagine, no he logrado nada y no tengo nada, sinceramente me pone por decirlo "depresivo"

    ResponderEliminar
  6. Solo quiero agradecer a cada uno de ustedes @Jorge Alfonso @Juan Carlos @Vivian y @ModeM por esos excelentes comentarios que han enriquecido éste post (Y mi forma de pensar) mucho más de lo que esperaba. Pensé que debería ponerlos al final de la entrada como un anexo pero bueno...

    @ModeM: Son precisamente estos momentos de, como tú lo dices, "Depresivos" los que nos ayudan a pensar con detenimiento nuestra situación... Esto no es necesariamente malo, al contrario debe ser la fuerza que te motive a hacer mejor las cosas, a arriesgarte a buscar un futuro más grande... En definitiva a cambiar tu mundo.

    Así que mucho ánimo en ésta tarea, que nadie dijo sería fácil.

    De nuevo gracias por tomarse el tiempo de leer a este servidor y de compartir sus experiencias.

    Un saludo!

    ResponderEliminar