miércoles, 13 de octubre de 2010

Mitos y verdades detrás de los Blackberry

Retomando un poco el tema de la elección del teléfono inteligente más adecuado a las necesidades de cada uno, hoy quisiera tocar un poco el tema de “los mitos” que se generan en torno a unos móviles muy particulares, los Blackberry.

Me di cuenta, en torno a las discusiones y en general las opiniones a la hora de escoger un nuevo teléfono móvil que las personas tienen muchísimos puntos de vista encontrados en torno a los Blackberry, muchos de ellos generados a través de prejuicios o simplemente del desconocimiento, dejando sólo un pequeño margen como aportes realmente valiosos a la hora de asesorar una persona para una compra.


Esto es algo que poco se da con los iPhone, yo parto del hecho que es un gran teléfono, no lo voy a negar, pero se convirtió en un símbolo de estatus social tan ampliamente aceptado que pocas veces se cuestiona.

Por otra parte, está la moda que representa Android (que igualmente sin demeritarlo porque es un gran sistema operativo) se ha convertido poco a poco en un signo de vanguardia, más por el hecho de ser respaldado por un gigante como Google.

Blackberry también representa un símbolo de estatus social, pero a su vez se convirtió es un teléfono apto para todo público, hoy en día por poco más de US$ 100 dólares cualquiera puede tener uno de éstos e incluso hay varias promociones de productos de consumo masivo (como galletas y papas fritas) en las que se regalan éstos móviles.

Por supuesto, para aquellos que gustan de la distinción y exclusividad siguen los modelos de Blackberry más avanzados como el 9700 (Bold 2) y el Torch (9800) muy a la altura del iPhone 4G en la gama alta del mercado. Pero vamos concretamente a los puntos que quería tocar:

Los Blackberry son teléfonos para gente estúpida y mal educada

Los Blackberry son teléfonos cuya funcionalidad engoma tanto que algunos creen que sus usuarios son idiotas. Sobra decir que es una ofensa para los usuarios de éstos móviles pero cabe resaltar que esto no es un defecto del teléfono sino de quizás el uso inapropiado.

Mucha gente se ofende cuando alguien no le presta atención por estar mirando el Blackberry, por supuesto que es una situación incómoda, pero vuelve y juega ¡no es culpa del teléfono! Para ser mal educado no hace falta comprar un BB, basta con el computador… yo que trabajo en un área de desarrollo veo a diario cuántos usuarios se dirigen a programadores e incluso directores de proyecto y éstos les responden sin quitar la vista de la pantalla y con “respuestas programadas” como “lo revisaré en un momento”.

¿Acaso es culpa del computador? ¿Debemos salir echando madres a los computadores y a Windows porque no dejan que las personas nos presten atención? ¿Por eso le haremos mala fama al fabricante del PC? ¡Por supuesto que no! Es por ello que para ser mal educado y ofender a las personas ignorándolas no se necesita un Blackberry.

Los Blackberry son difíciles de manejar 

Aun con los teléfonos más recientes y pese a que RIM poco a poco ha venido cambiando su público objetivo es cierto que sigue siendo un teléfono orientado al mercado empresarial… por tanto, son teléfonos muy robustos aptos para trabajo pesado pero también para chatear y distraerse reproduciendo música y tomando fotografías.

Por supuesto como smartphones requieren un poco de tiempo acostumbrarse a su uso y digamolo sin tapujos… la gente a veces quiere aprender a usarlo sin leer una sola página del manual punto en el que quizás la interfaz del iPhone toma ventaja debido a que es supremamente intuitiva. (Lo que no quiere decir que la de BB sea más complicada).

Blackberry solo para altos ejecutivos, hombres de traje negro y corbata

Sin duda alguna el gran éxito de Blackberry comenzó por la empresa, en donde se asentó muy cómodamente particularmente gracias a su impecable trabajo en la recepción y envío de correo electrónico. Sin negar ésas raíces de "gerencia" (que llamo yo) RIM ha querido llegar a otro tipo de público, como por ejemplo, los jóvenes ávidos de tecnología y con ganas de permanecer conectados a la red permanentemente.

Así Blackberry se perfila también como un teléfono social, siendo muy recomendado para chatear y acceder a nuestras redes sociales desde cualquier lugar. También se han añadido capacidades multimedia extras a los teléfonos, como cámaras más pulidas y con mejor desempeño, así como un reproductor de medios mucho más maduro y funcional.

Sin duda, RIM todavía debe trabajar en éste aspecto bastante para igualar las prestaciones del iPhone e incluso de algunos equipos Android pero a mi me queda un muy buen sabor con el nuevo sistema operativo Blackberry 6 y su máximo exponente del momento el BB 9800 (Torch).

En conclusión

Por supuesto éste no es un artículo patrocinado por RIM (ya quisiera yo un poco de dinero extra) pero finalmente la gran conclusión de éste post es que usted debe escoger un teléfono por su propia convicción y convencimiento más no por lo que los demás puedan hacerle creer al respecto.

Siempre he pensado que no hay mejor forma de escoger un buen smartphone que teniendo la oportunidad de molestarlos un buen rato, conociendo de primera mano qué y cómo lo puede hacer.... es como escoger una nueva novia (como rara la analogía ¿no creen?) usted debe salir primero una o dos veces con ella y ver qué tal se comporta, podrá pedir opiniones a sus amigos... pero al final usted es el que escoge y se dará cuenta independientemente de lo que digan los demás si le hace feliz o no. ¡He dicho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada