lunes, 17 de mayo de 2010

Guía para comprar PC / Portátil - Parte 5 - Disco Duro

El disco duro es la principal unidad de almacenamiento de nuestro computador. En él, se almacenan los programas que instalamos, así como todos los documentos, música y video que guardemos en nuestra PC.


Una nueva tendencia en ésta área son los discos duros de estado sólido (SSD) que usan una tecnología similar a la de las memorias USB y que poco a poco se van volviendo comunes sobre todo en Netbooks… pero ¡cuidado! Aún tienen camino por recorrer, son muy buenos en cuanto a velocidad de lectura y consumo energético pero aún son muy lentos para escribir… por eso por ahora se reservan a equipos con alta capacidad de movilidad y no para equipos de sobremesa y laptops tradicionales.

Las principales características de un disco duro son:

  • Tamaño
Al igual que en la memoria RAM, el tamaño del disco duro sí importa, entre más capacidad tenga nuestro disco duro más información podremos grabar en él.

Los fabricantes comúnmente dan la capacidad de los discos duros en GB (Gigabytes) que es base 10 (y usamos en la realidad) pero suele ser confundida por GiB (Gibibytes) que es la que  realmente usa el computador cuya base es binaria (base 2).

 Por esta razón el sistema operativo siempre muestra el disco duro con una capacidad un poco inferior a la que nos dice el fabricante (contando además con particiones de recuperación y utilidades).

En el ejemplo para un fabricante (1GB = 1.000MB = 1.000.000KB) pero en realidad para nuestro computador (1GiB  = 1.024MiB  = 1.048.576KiB). En otras palabras si nuestro computador según nuestro fabricante tiene un disco duro de 120GB, en realidad vendrían siendo unas 114,44GiB que podemos usar.

  • Velocidad de transferencia
Otro factor importante es qué tan rápido puede nuestro disco duro transferir la información. Esto normalmente está  determinado por la tecnología del conector de nuestro disco duro bien sea los más viejos y por cierto obsoletos IDE (que ofrecen capacidad de transferencia máxima de 133MB/s) y la tecnología más actual y predominante que es Serial ATA (SATA) en sus diferentes versiones: SATA I (transfiere a un máximo de 150MB/s), SATA II (transfiere a un máximo de 300MB/s) y SATA III (transfiere a un máximo de 600MB/s).

  • RPMs (Revoluciones por minuto)
Los discos duros tradicionales, son en palabras simples,  un conjunto de platillos rotando alrededor de un eje, y un cabezal de lectura sobre éstos.  A qué velocidad giran éstos platillos determina la capacidad de respuesta del disco duro (pues puede ubicar la información dentro de sí más rápido). Tradicionalmente los discos duros giran a una velocidad de 5400RPMs pero es posible encontrar más rápidos (y algo más costosos) por ejemplo a 7200RPMs (claro hablando de equipos de escritorio porque en servidores hay muchísimo más rapidos! – como los discos SAS)

¿Qué buscar en un disco duro?

Lo primordial es el tamaño, busca el disco duro de mayor capacidad que sea posible para tu bolsillo… en general lo mínimo en portátiles es contar con un disco duro de 120GB y en equipos de escritorio con 160GB.

A mayor capacidad se entendería que el disco duro manejará un mayor volumen de información por lo que usualmente la tecnología de velocidad de transferencia y  RPMs debería subir también.

Sin embargo, lo recomendable es siempre cerciorarse que su disco duro sea al menos SATA II, le garantizará un buen desempeño en general.

Salvo seas un usuario exigente fíjate en las RPMs…  en caso contrario no notarás mayor diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada